Moldea colabora con: Logo explorandoungen.org
Moldea | Reflexión
824
single,single-post,postid-824,single-format-standard,wpusb-position-fixed-active,ajax_fade,page_not_loaded

Reflexión

Posted by Mario Villegas in Noticias

MOLDES2[1]MOLDES3[1]MOLDES4[1]MOLDES6[1]MOLDES8[1]MOLDES9[1]

Después de tantos años dedicados a un mismo oficio uno se pregunta por qué le sigue motivando su trabajo. Esta cuestión nos la hacemos la mayoría de profesionales dedicados al sector del molde. ¿Qué tendrá este trabajo, que por más que uno se queja, nos sigue enganchando y a la que se presenta un nuevo proyecto ya estamos locos por empezar a diseñar el molde de inyección y a sacar viruta en los centros de mecanizado. Pues bien, si tenemos que resumirlo en pocas palabras diremos; Creatividad, desafío y responsabilidad.

Cada molde, siendo un molde, es distinto uno de otro, nunca es igual. El remodelado de la pieza para adaptarla a un mejor desmoldeo, la distribución de las piezas, el estudio de sus ramales de inyección, el proyecto CAD y sus despieces; y su trabajo de mecanizado en CAM y posteriormente en el taller. Toda esta labor se sustenta en el trabajo de unas personas, proyectistas, oficiales y operarios, involucrados en la fabricación del molde, desde la entrada de los materiales hasta la entrega del molde terminado, todos ellos profesionales dedicados y por supuesto, la creatividad y la experiencia de llevar muchos años en esto.

Hablamos de desafío. Es la manera en como afrontamos cada nuevo trabajo. Es un “noseque” que no se puede evitar. Los que sean de nuestro oficio nos entenderán. Cada molde es un reto, como lo planteas, coges la pieza de muestra o el fichero CAD 3D y le dedicas horas a mirarlo por todos los ángulos posibles, diseñando mentalmente el molde con sus correderas, particiones o por donde atacaremos con el ramal de inyección. Y por último responsabilidad. Si señores clientes, responsabilidad, ese valor añadido de hacer las cosas aquí, en casa, confiando en los moldistas de este país, que somos unos pocos, aún, y que nos comprometemos con lo que hacemos dando un servicio directo, porque estamos aquí al lado, colaborando en todos los aspectos y no dando por terminado un trabajo hasta que salen las piezas del molde.

En fin, ¿Por qué nos gustan los moldes? Pues en definitiva por que es nuestro trabajo, con el que nos ganamos la vida y esperamos poder seguir haciéndolo si las circunstancias lo permiten y si se recupera de nuevo la confianza por parte de los contratistas de moldes en las empresas de aquí, valorando sus cualidades y el servició que podemos ofrecer estando tan próximos.

Molins de Rei a 02 de Febrero 2011.

MOLDES10[1]

MOLDES5[1]

MOLDES7[1]

MOLDES1[1]

02 feb 2011

Etiquetas: