Moldea colabora con: Logo explorandoungen.org
Moldea | Estampación de Metales
1148
single,single-post,postid-1148,single-format-standard,wpusb-position-fixed-active,ajax_fade,page_not_loaded

Estampación de Metales

Posted by Mario Villegas in Noticias

MOLDE DE ESTAMPAR

Dentro de los procesos industriales para la realización de piezas metálicas uno de los métodos más especiales es la estampación o forja de metales en caliente. La necesidad de obtener piezas en aluminio o latón con una elevada calidad estructural nos lleva sin lugar a duda a la utilización de esta técnica de modelado.

¿En qué consiste este proceso?

Partiendo de un taco cortado del material deseado, y de peso similar a la pieza a conseguir, se calienta a una temperatura controlada volviendo maleable. Una vez conseguida la temperatura óptima se deposita sobre una de las partes de molde sito en la prensa. Esta golpea ambas partes del molde conformando la pieza en su interior. Al retirase la parte superior de la prensa a su posición inicial, llevándose con ella la parte superior del molde, el sistema de extracción desaloja la pieza del interior del molde y se inicia de nuevo el ciclo. Una vez producidas las piezas se eliminará el sobrante de material mediante una matriz de corte de su contorno.

Ventajas de este proceso:

Lo primero que puede condicionar nuestra decisión es sin lugar a duda la calidad estructural que se consigue con la estampación. Si tenemos que producir piezas que estén sujetas a esfuerzos o presión interior o la necesidad de acabados superficiales libres de porosidades o marcas, es la elección más acertada. Al iniciar el proceso partiendo de material de barra de la aleación requerida y conformarlo en un molde, sin fundirlo, se consigue mantener sus propiedades estructurales sin alterar e incluso mejorarlas por el hecho de haberse forjado por presión dentro del molde.

Las piezas estampadas permiten tratamientos térmicos posteriores que mejoran su dureza, en especial los tratamientos T5 O T6 para las aleaciones de aluminio.

A nivel de acabados, como hemos comentado, permiten una amplia gama de acabados superficiales y pulidos posteriores o incluso lacados y anodizados.

A tener en cuenta:

Todo proceso tiene sus limitaciones y este no está exento. La forja de metales no permite obtener piezas con taladros en su proceso de moldeo. Estos deben de realizarse a posterior al igual que las roscas y es necesario el mecanizado posterior para poder mantener tolerancias ajustadas.

Moldes de estampar:

Como en todo proceso de moldeo es necesaria la fabricación de un molde. Los moldes para estampación se realizan en acero para trabajos en caliente y se templan para conseguir una durabilidad que garantice la producción del lote a producir. Todo molde se acompaña de su matriz para el recorte del sobrante. Se pueden realizar moldes de varias cavidades y en ocasiones especiales, debido a la geometría de la pieza, se realiza una figura que pre-forma la pieza y otra que finaliza su modelado, con lo que se consigue mejorar el llenado de zonas más profundas y nervios.

Conclusión:

Ante la necesidad de piezas sometidas a esfuerzo, presión interna o necesidad de un acabado superficial de calidad, la producción de piezas estampadas es una buena alternativa a tener en cuenta. La inversión en moldes y su coste de amortización ofrece ciertas ventajas frente a otros procesos aunque requiera de un re-mecanizado para la finalización de las piezas.

Os mostramos un video del proceso.
02 may 2013

Etiquetas: